Mi?rcoles, 06 de enero de 2016

Usa estos seis consejos para saber cuándo y cómo empezar a enseñar a tu hijo a usar el baño.

Aprender a usar el baño es un gran paso tanto para los niños como para sus padres. ¿Los secretos para el éxito? ¡Un montón de paciencia y todavía más creatividad! Si tu hijo está listo para aprender a usar el baño, prueba estas técnicas comprobadas. 

1. Crea un trono


No es cualquier inodoro si está decorado con brillantes hadas o coches de carreras. Deja que tu pequeño escoja un diseño que le inspire, o que sea él quien decore con estampas brillantes el asiento del inodoro que ya hay en casa, de manera que esté ansioso por empezar a usarlo. 

2. Haz que sea divertido


Puedes convertir el cuarto de baño en un rincón especial si lo llenas de libros y juguetes que motiven a tu hijo a quedarse más tiempo sentado. 

Agrega algunos muñecos de felpa que tu pequeño escoja para que le hagan compañía. Anímalo a que les enseñe cuál es la forma correcta de usar el inodoro. 

3. Equípate con aparatos


A los niños es necesario recordarles que regularmente deben hacer pausas para ir al baño; están tan ocupados jugando que con frecuencia no se dan cuenta de que tienen que ir hasta que es demasiado tarde. Sin embargo, recordarles constantemente no es divertido para nadie.

Mejor trata de utilizar un temporizador, el del microondas, en tu teléfono, o mejor aún, un reloj de pulsera barato que tu pequeño pueda usar. 

También establece una rutina con tu hijo para que vaya, digamos, después de cada comida y antes de dormir. Cuando llegue el momento, o suene la alarma, anunciará emocionado: ¡Hora de ir al baño! 

4. Haz que sea un juego


Tira en el inodoro unas cuantas piezas de algún cereal en forma de aros y reta a tu hijo a una práctica de puntería. También puedes experimentar con los colores: Coloca dentro de la taza del inodoro una pieza de colorante de alimentos azul y observa cómo la orina del niño la vuelve verde. ¡Es prácticamente magia!

5. Ofrece regalarle ropa interior divertida


Si a tu pequeño le encantan los bomberos, la promesa de tener ropa interior decorada con un brillante camión de bomberos rojo podría ser toda la motivación que necesita para dejar los pañales. Hazle saber que los niños grandes que usan el baño pueden usar la mejor ropa interior.

6. Espera


Olvídate de los calendarios sugeridos y deja que tu hijo decida cuando es tiempo de dejar los pañales. Busca las señales de que ya está listo: mostrar interés en el cuarto de baño, avisarte cuando tiene que ir, o pedir un cambio de pañal inmediatamente de hacer popó. 

Y tal vez eso es todo. Sin sobornos, sin lágrimas, sin accidentes.

Independientemente de qué estrategias se adapten mejor a tu estilo y a tu hijo, siempre ayuda ser positivo. Dedica tiempo de calidad a estar con tu hijo cuando esté tratando de usar el inodoro, y demuéstrale que estás orgullosa después de cada intento exitoso. Ayúdale a cambiar el enfoque de “Creo que puedo” a “¡Sé que puedo!”


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios