Martes, 05 de enero de 2016

La llegada del bebé prematuro a casa

Por fin, tu bebé prematuro está listo para dejar el hospital. Aquí te indicamos lo que debes saber para prepararte para la llegada a casa.

Ya sea que el bebé prematuro haya estado días o semanas en el hospital, poder darle la bienvenida a casa es un gran logro. Debes sentirte libre de celebrar ese día como lo harías con un bebé a término (los globos son un gran símbolo), pero también debes tener ciertas precauciones después de la llegada. Un bebé nacido antes de término requiere manejo y atención especiales para el desarrollo de los objetivos durante las primeras semanas y meses. Para la seguridad del bebé (y por tu salud), ten en cuenta estos consejos.

Calma y relajada
Es normal preocuparse un poco cuando el bebé prematuro llega a la casa, pero recuerda que no estaría en casa si el médico no considerara que estaba listo. Le dieron el alta porque está fuera de peligro, puede respirar por sí solo, alimentarse con el pecho o de un biberón y aumentó de peso. El pediatra del bebé te dará toda la información necesaria sobre su cuidado, pero siempre puedes llamarle si tienes alguna pregunta o inquietud.

Asegúralo
La mayoría de los prematuros pueden viajar hasta su casa en una butaca para bebé en el automóvil, aunque algunos necesitan ser trasladados en una cama especial para bebés si tiene algunos problemas respiratorios crónicos. Puede que el hospital también quiera verificar la butaca o la cama que piensas utilizar y controlar al nuevo bebé mientras está allí. Algunas butacas para automóvil pueden necesitar ser ajustadas para que la cabeza del bebé esté bien apoyada (procura seguir atentamente las instrucciones del fabricante al colocarla y usarla).

Shh, ¡bebé durmiendo!
No todos los prematuros se sobresaltan con las luces fuertes o un poco de ruido, pero es mejor empezar con un ambiente calmo en las primeras semanas de la llegada del nuevo bebé a casa. Pídeles a los familiares y amigos que esperen para visitarlos hasta que establezcan una rutina y se sientan cómodos. Puesto que el sistema inmunitario del prematuro aún está en desarrollo, insísteles a todas las visitas que se laven las manos antes de cargar al bebé (toda persona con un resfriado evidente deberá mantenerse alejada por ahora). Además, mantente atenta con los cigarrillos: el humo de segunda mano (cerca de tu bebéGui?o y de tercera mano (restos en la ropa o en el automóvil de un fumador) no son saludables.

Cuando le des la bienvenida al dulce bebé a casa, no olvides tomarte un tiempo para ti. Ser mamá primeriza puede ser estresante, especialmente en el caso de los papás de bebés prematuros, por eso, intenta seguir la vieja tradición de dormir cuando duerme el bebé y permitir que otros contribuyan con las tareas domésticas y demás quehaceres.



Comentarios