Mi?rcoles, 06 de enero de 2016

Las mamás de todo el mundo le cantan a sus bebés, esto no es casualidad. Conoce por qué las canciones de cuna pueden hacer más que simplemente calmar a tu bebé recién nacido.

Es una imagen clásica: una mamá sosteniendo a su pequeño bebé mientras lo mece y le canta dulce y suavemente. La música es un lenguaje universal, y las canciones de cuna para bebés son la mejor forma de enseñárselo a tu hijo. Además, las melodías dulces pueden incluso incrementar la salud y el desarrollo de tu nuevo bebé. Ya sea que cantes las mismas canciones que cantaba tu mamá o que compongas algo especial para tu pequeñito, no hay una manera incorrecta de cantar canciones de cuna a tu bebé. Pero si estás indecisa sobre cómo empezar, a continuación encontrarás algunos consejos fundamentales.

Incrementa la salud de tu bebé.

Está probado que los bebés prematuros que escuchan música presentan mejoras en el ritmo cardíaco, respiración más fuerte y mejores patrones de alimentación y sueño. E incluso si no tienes un bebé prematuro, las canciones de cuna aún pueden incrementar el desarrollo de tu bebé ya que es beneficioso todo el tiempo que pasas hablándole y entreteniendo a tu bebé. Procura una canción antes de ir a dormir, cuando está llorando, o en todo momento que necesite que lo reconfortes.

Crea un mejor vínculo. 

Brindarle a tu hijo el don de la música es una excelente manera de sentirte más cerca de tu nuevo bebé. Al elegir canciones de cuna para bebés que sean especiales para ti o que tengan un significado especial (cultural, espiritual o religioso), estás compartiendo una parte de ti misma y fortaleciendo un vínculo muy natural.

No te olvides de mamá. 

Desde hace mucho tiempo se sabe que la música alivia la depresión, calma los nervios e inspira a las personas a bailar. Cantar canciones de cuna a tu bebé seguramente también puede ayudar a realizar estos milagros en las nuevas mamás. Si te sientes triste o estresada después de haber estado toda la noche despierta con tu pequeño, alza a tu bebé y comienza a cantar.

Simplemente canta (está bien). 

Créenos, no hay una forma incorrecta de cantar una canción de cuna. Y tampoco hay una canción perfecta para elegir. Si no tienes una canción de cuna favorita de tu niñez, entonces canta una canción que te guste, ya sea una canción popular, una balada de rock, una canción del verano o incluso una publicidad que escuches en la televisión. Por supuesto, siempre puedes buscar canciones de cuna clásicas y letras en internet.

No seas tímida cuando se trate de cantar canciones de cuna. A tu bebé no le va a importar si no tienes un oído musical, una voz afinada, si te olvidas de la letra o si cantas la misma estrofa una y otra vez. Él adorará el tiempo y la atención que le dediques, así como escuchar tu voz tranquilizadora y familiar.


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios