Martes, 05 de enero de 2016

Utiliza esta guía detallada para encontrar información y asegurarte a ti misma que tu bebé prematuro, ¡y tú!, van por buen camino.

Tu bebé prematuro puede ser más pequeño que otros infantes, pero seguirá creciendo y se desarrollará a su propio paso. A continuación encontrarás una guía sobre la salud, el desarrollo y otros momentos clave del bebé prematuro.
Las posibilidades son que, como una madre primeriza leerás acerca de las estadísticas de desarrollo de los bebés e incluso puedes saber los detalles de memoria. Pero si tienes un bebé prematuro, necesitarás reajustar tus expectativas. 

Técnicamente, se habla de un bebé prematuro cuando nace antes de las 37 semanas de embarazo, por lo tanto, tu doctor también puede definir el nacimiento como un "prematuro tardío" (de las 34 a las 37 semanas de embarazo), "muy prematuro" (menos de las 32 semanas) o "extremadamente prematuro" (antes de las 25 semanas).

Antes de nada, no te preocupes
Los bebés prematuros tienden a desarrollarse y crecer bien, aunque durante un tiempo, pueden tardar un poco más para alcanzar a sus amigos que sí llegaron a término. Aquí está lo que necesitas saber del crecimiento y el desarrollo de tu bebé prematuro.

Haz las cuentas
Con la finalidad de rastrear el desarrollo de tu bebé, necesitarás ajustar su edad. Por ejemplo, si tu bebé tiene 10 semanas de edad, pero nació 5 semanas prematuramente, resta 5 de 10 y te darás cuenta que realmente tiene 5 semanas de edad en términos de alcanzar momentos clave.

Así que, mientras un bebé que llegó a término puede mantener un contacto visual y sonreír al estar con gente a los dos meses de edad, necesitarás esperar 5 semanas más para poder ver estas gracias en tu bebé prematuro.

Observa los avances

Sólo porque tu bebé prematuro está progresando a un paso diferente que otros, ¡no significa que no esté avanzando! Toma nota de cada habilidad que llega a dominar (gatear, saludar, caminar), pero asegúrate de hacerle saber a tu médico si parece ser que tu bebé está perdiendo terreno (por ejemplo, mi bebé solía sentarse bien, pero ahora se está cayendo).

Mantén a tu bebé cerca de ti
Un bebé prematuro se beneficiará enormemente con un "contacto piel a piel" o cargarlo piel con piel. Recostarlo cerca con sus padres ayudará a fomentar el desarrollo de tu bebé prematuro en muchas formas: llorará menos, sus latidos del corazón tienden a estabilizarse, su peso puede incrementar y mejorará su habilidad para alimentarse.

Encuentra un lugar privado con una silla y una posición confortables que le agraden a tu bebé prematuro, de tal forma que pueda recostarse debajo de tu ropa, directamente en tu pecho. Tu bebé no tiene que usar nada más que un pañal, ya que el calor de tu propio cuerpo lo mantendrá caliente. 

Como siempre, habla con tu pediatra si tienes alguna preocupación, y recuerda que, a pesar que puedas o no imaginarlo ahora, tu nuevo pequeño bebé pronto se volverá un revoltoso niño grande. ¡Disfruta estos preciosos días con tu bebé!


Comentarios