Domingo, 03 de enero de 2016

Sigue estos 10 consejos que te ayudarán a disminuir esa sensación de mareo y a sentirte normal en un momento.

Todo parece causar esa sensación de náuseas, especialmente en la mañana. Los olores, la vista del desayuno, hasta pensar en comida. Tal vez te preguntas: ¿Por qué un suceso tan emocionante de mi vida viene acompañado por estas náuseas constantes? ¿Hay algo mal?

¡Para nada! Estás experimentando la “enfermedad de la mañana”. Y no estás sola.

¿Qué es la Enfermedad de la mañana?


Las náuseas, a veces acompañadas de vómito, son un síntoma común en el principio del embarazo. Entre el 50 y el 70 por ciento de las mujeres embarazadas viven esto en el primer trimestre. Las náuseas no sólo son normales, generalmente también son una señal de que tienes un embarazo saludable.

Aunque le llaman ""enfermedad de la mañana"" (porque con frecuencia es en la mañana cuando los síntomas son peores), cuando estás embarazada puedes sentir asco y vomitar a cualquier hora del día. 

Se cree que los síntomas son causados por la hormona del embarazo hCG, que es producida por la placenta en desarrollo, pero también contribuyen otros factores como la hipoglucemia, la acidez estomacal, el estrés y la fatiga.

Estrategias para evitar la enfermedad de la mañana


La prevención es la mejor forma de tratar con la enfermedad de la mañana. Ten junto a tu cama algunas galletas simples, galletas de arroz inflado, o hasta una pieza de chocolate para comer algo desde el momento que despiertes, elevando así el nivel de azúcar en tu sangre antes de levantarte. 

En lugar de hacer tres comidas abundantes al día, haz cinco o seis comidas pequeñas para no tener el estómago vacío y mantener estable tu nivel de azúcar en la sangre. Asegúrate de que tu dieta incluya suficientes cantidades de proteína (carnes, pescado, huevos, queso) y carbohidratos complejos (frutas, vegetales, granos) para satisfacer los requerimientos de desarrollo de tu bebé.

Algunos expertos en nutrición recomiendan de 75 a 100 miligramos de suplemento de vitamina B6 para evitar las náuseas. Toma también tu vitamina prenatal regular y evita los alimentos picantes o con mucha grasa, evita acalorarte y sudar mucho, y descansa bien.

Cómo lidiar con las náuseas


Además de evitar en general las cosas que te hacen sentir asco, prueba estas ideas:

1. Respira lentamente, inhala por la nariz y exhala por la boca, o trata de visualizar algo hermoso
2. Chupa o mastica escamas de hielo, o un limón recién cortado
3. Si cepillar tus dientes te provoca arcadas, prueba con un enjuague bucal y úsalo con frecuencia para mantener tu boca fresca
4. Prueba con un vaso de leche o dos tabletas de calcio para neutralizar el ácido que hay en tu estómago
5. Aplica un paño frío o una bolsa de hielo a tu garganta
6. Agrega jengibre rallado (un remedio natural para las náuseas) a los vegetales y otros alimentos
7. Toma un té de manzanilla o de jengibre
8. No dejes de ingerir líquidos, aunque no te sientas con ganas de comer algo sólido (podría ayudar si no combinas líquidos y sólidos en la misma comida).
9. Aplica presión o hielo a los huesos de la base de tu cráneo (en la parte posterior de tu cuello, inmediatamente atrás de cada oreja)
10. Prueba los brazaletes para aliviar las náuseas: Estas bandas, que se consiguen en la mayoría de las farmacias, tienen un pequeño botón que pone presión en un punto específico y alivia las náuseas

Planea a largo plazo


La buena noticia es que para la mayoría de las mujeres la enfermedad de la mañana termina en el cuarto mes del embarazo, cuando los niveles de la hormona comienzan a disminuir un poco. 

Si tus síntomas de nauseas y vómito persisten (más de una o dos veces por día), si no te dejan comer ni beber nada, o si continúan después del primer trimestre, habla de esto con tu médico. Tal vez tienes un problema más grave llamado hiperemesis gravídica, que requiere tratamiento médico.


Publicado por LearnCenter @ 8:27 PM  | Embarazo
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios